miércoles, 26 de junio de 2013

En el “Día del Pescador”: Ni olvido, ni perdón a la estafa de la CBSSP



Durante el primer periodo presidencial del Arquitecto Fernando Belaunde Terry, se consideró que la actividad de la pesca en el litoral del país, por sus particulares características requería el establecimiento de un régimen especial en beneficio de los pescadores; por lo que se crea la Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador mediante Decreto Supremo N º 001 del 28 de enero de 1965 y Resolución Suprema N º 011-93-TR del 21 de julio de 1993, la misma que estará conformada por un Consejo Superior, integrado por los representantes de los Pescadores.

La Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador inició sus operaciones con el otorgamiento de beneficios sociales en vacaciones y cese de la actividad pesquera, incrementando posteriormente en sus servicios el pago de pensiones con el fondo de jubilación, gratificación y las prestaciones de salud.
Posteriormente y en lo que se refiere a los derechos laborales el artículo 117º del Decreto Ley Nº 18810, Ley General de Pesquería del 25 de  marzo de 1971, precisó por primera vez al denominado “contrato de trabajo  pesquero”, estableciendo que el mismo sería regulado por la Ley General de  Trabajo y normas complementarias, teniendo en consideración las  “particularidades propias” de este sector. Al respecto, cabe señalar que el artículo 41º de la Ley antes referida señaló que se consideraba “pescador” a toda persona  dedicada a la extracción de especies hidrobiológicas “cualesquiera que sean los  métodos lícitos empleados para tal fin”. En julio de 1976 se dicta el Decreto Ley Nº 21558, mediante el cual  se privatizó la actividad de extracción de anchoveta, hasta ese entonces a cargo  de PESCA PERU, transfiriendo toda su flota pesquera a pequeñas empresas integradas principalmente por los ex trabajadores de la empresa privatizada y por  terceros dedicados exclusivamente a la extracción de anchoveta.
Valgan verdades y para no faltar a la historia, la CBSSP y los sistemas  previsionales funcionaron satisfactoriamente hasta el año de 1990 y en donde siendo Ministro de Pesquería Juan Rebaza Carpio, se acordó mejorar la participación del pescador, concediéndole el importe de US$ 0.25 X  TM de pescado y también se expide el Decreto Supremo  No. 038-89-TR, del 23 de setiembre de 1989, mediante el cual se intentó regular  los derechos laborales y previsionales, tanto de los pescadores de consumo  humano directo, como indirecto. Como puede apreciarse, este es uno de los  primeros intentos para regular de manera integral y sistemática los derechos que  asisten a estos trabajadores, independientemente del recurso extraído o del  destino final de estos recursos. Luego ha sido indignante y repulsivo el trato que ha merecido nuestro pescador.
Lamentablemente durante la década de la cleptocracia fujimorista, el edificio de la seguridad social de los pescadores fue saqueado, como fue saqueado el Perú en los años de la guerra con Chile; en el recuerdo impune queda la gestión de Castañeda Lossio y otros bribones,  hasta llevarla al colapso. La crisis se agudizó por que la corrupción imperante permitió que los armadores y empresas pesqueras se apropiaran de las aportaciones que les correspondían a los pescadores desmejorando la situación de esta, prolongando su agonía e insolvencia para hacer frente a sus obligaciones con los pescadores hasta el año 2010.
Durante las gestiones del Toledismo y muy a pesar, también del aprismo, los inefables Ministros Rafael Rey y Elena Conterno, adoradores de políticas neoliberales y acostumbrados a privatizar las ganancias de los pesqueros  depredadores y socializar el pago de sus obligaciones con los pescadores, se recurrió a los créditos suplementarios del Tesoro Público para proceder con el pago de las pensiones de los pensionistas jubilados.
Disolución y Liquidación de la CBSSP
En el mes de Noviembre del 2010 y 90 días Noventa días después de haber iniciado una intervención, la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) declaró disuelta la Caja de Beneficios y Seguridad Social del Pescador, entidad creada en 1965 con el fin de brindar servicios sociales a los pescadores en actividad y cesantes. La Caja del Pescador, según la Resolución publicada en el diario oficial,  entró ahora en un proceso de liquidación.
Los funcionarios de la SBS señalaron en aquel entonces, que las causales por las que se produjo la intervención no habían sido superadas y que, a la fecha, viene manteniéndose la situación de iliquidez que ha impedido a la Caja del Pescador atender oportunamente el pago de las obligaciones con sus beneficiarios; precisaron que,  la Caja del Pescador tampoco cuenta con fondos u otros recursos que le pudieran permitir cumplir con sus obligaciones de pago de las pensiones devengadas, así como las correspondientes a las de octubre de 2010. La resolución publicada en El Peruano indica que la CBSSP tiene cuentas por cobrar anteriores al 2005, las cuales son de muy difícil recuperación, en otras palabras se había consumado la gran estafa por parte de los empresarios pesqueros, en complicidad con los funcionarios de los gobiernos de turno. En un comunicado, la SBS explicó que la entidad financiera presentaba un déficit de activos ascendente a 81,6% y un déficit de reservas técnicas de 1.267,3 millones de soles, sin estar en capacidad de generar nuevos recursos  y en el colmo de la desfachatez, los síndicos de quiebras de la SBS expresaron que los 7.200 pensionistas, afiliados y beneficiarios que tenía la CBSSP en ese entonces no presentaron propuestas de reestructuración y repotenciación que cumplan con los requisitos de admisibilidad exigidas en el Reglamento aprobado por Resolución SBS N° 8504-2010; asimismo, dichas propuestas tampoco sustentaban técnicamente la viabilidad económica y financiera de la iniciativa alcanzada”. La estafa estaba certificada oficialmente y la suerte de miles de pescadores jubilados y asociados estaba echada ante el silencio de un Congreso vasallo y vergonzante.
Cantidad de Pensionistas que tiene la CBSSP

Planilla de pensiones de dicha entidad, a enero de 2013, se encuentra conformada por 8136 pensionistas, distribuidos de la siguiente manera:

Tipo de pensionistas
N° de pensionistas
Invalidez
137
Jubilación
6238
Orfandad
81
Viudez
1680







Cantidad de personal que tiene a la fecha la CBSSP

Modalidad
N° de personal
Contrato de trabajo a plazo indeterminado
35
Contrato de trabajo a plazo fijo
80
Contrato de locación de servicios
11
Practicantes
1






“OJO” ¿Quién vigila al FONCOPES?
El FONCOPES, es una entidad sin fines de lucro - según la ley encargada de administrar recursos destinados a difundir y ejecutar los Programas de Beneficios Voluntarios (Incentivos para la Reconversión Laboral y el Desarrollo de Micro y Pequeñas Empresas) dirigidos a los trabajadores de la flota pesquera anchovetera acogidos al régimen establecido en el D.Leg. 1084. Sus programas de beneficios serán financiados con los aportes de los titulares de permisos de pesca que realicen actividades extractivas de anchoveta y anchoveta blanca para Consumo Humano Indirecto incluidos dentro de la medida. Los intereses que retribuyan de los depósitos constituirán recursos y formaran parte del mismo fondo.
Conclusión
Por las reseñas expuestas y ante la puesta en vigencia del D. S. N° 005-2012-PRODUCE, para intentar ordenar la pesquería nacional en su conjunto, somos de la opinión que resulta recomendable  la implementación de un régimen laboral y previsional especial acorde con las  particularidades  propias de la actividad pesquera y que comprenda a todos las  personas que laboran en esta actividad; independientemente del tipo de  embarcación en la que laboran y del destino de los recursos extraídos.
Adicionalmente, es necesario que el Estado brinde una atención especial a los  trabajadores pescadores artesanales independientes; quienes son los más  afectados por la situación de informalidad y desconocimiento de derechos que  caracteriza a gran parte de este sector; haciéndole extensivo al menos la  cobertura del sistema previsional.

ESTE ES NUESTRO MEJOR TRIBUTO EN EL “DÍA DEL PESCADOR”, A ESTE HOMBRE DE ABNEGADA LABOR, QUE ARRIESGA SU VIDA, EN DÍA A DÍA PARA PROVEERNOS CON SU SACRIFICIO Y A VECES HASTA CON SU VIDA LAS DELICIAS QUE NUESTRO PRODIGO MAR NOS BRINDA.